Liceo Cecilio Acosta cultiva el hábito de la lectura

La actividad fue un homenaje a “los grandes” de la historia venezolana

La actividad fue un homenaje a “los grandes” de la historia venezolana

Durante el mes del día Internacional del Idioma y el Libro, el Instituto de Cultura del estado Falcón (Incudef) junto a la Asociación de los Artesanos y la Casa de la Poesía visitó el Liceo Bolivariano Cecilio Acosta para resaltar las obras de los grandes literatos.

Luego del “Gloria al Bravo Pueblo” y el himno del estado Falcón, la directora del plantel Marielys Miranda estuvo a cargo de la presentación con “Don Quijote y la  Evolución del libro como herramienta permanente para el aprendizaje”.

En su intervención, destacó la importancia del hábito de la lectura para el conocimiento de lo real o lo imaginario, de la información de la ciencia, cultura, deporte, política, educación y todo lo relacionado con el quehacer diario.

Los poetas y escritores Carlos Galeano y Doris Martínez disertaron algunas reflexiones de la lectura y la historia del libro. “El objetivo de esta conferencia es traer un pequeño recuento de lo que es el libro, la escritura, los idiomas y su evolución a través de la historia de la humanidad” apuntó Galeano

El artista de la Casa de la Poesía, Rafael José Álvarez, señaló “El libro hasta hace poco se pensó que iba a desaparecer, no hay nada tan estimulante como un libro, dicen que es abrir un mundo diferente a la imaginación y es uno de los mejores ejercicios mentales”.

Escrito por:  Eucaris Morillo / Fotos: Enmanuel Riera 

Suspendidas clases hasta nuevo aviso en el Cecilio Acosta

En la asamblea de padres y representantes en el Liceo Bolivariano Cecilio Acosta exigieron resultado de la investigación y seguridad sobre la salud de los estudiantes

Una docente se desmayó durante la asamblea de padres y representantes

Durante la mañana de este viernes se efectuó la primera asamblea de padres y representantes en el Liceo Bolivariano Cecilio Acosta, donde exigieron resultado de la investigación y seguridad sobre la salud de los estudiantes, mientras que se estudiaba  la posibilidad de reiniciar las actividades escolares el próximo lunes.

El coordinador de los Liceos Bolivarianos de la Zona Educativa, Vidal Ruiz informó que se espera la versión de los organismos de seguridad quienes manifestaban en un principio que se tratada de productos químicos, acido sulfúrico, azufre y otros elementos más. Pero después, estudiaban unas bolsitas contenidas en unos elementos tóxicos.

El representante de la zona educativa propuso volver el próximo lunes, solo por dos semanas y luego regresar en enero con nueva reprogramación escolar. No obstante, en plena reunión una docente se desmayó, al parecer se desconocen las causas, pero se presume que pueda ser por el agente afectante que aun no ha sido identificado.

Los representantes no quieren reanudar las actividades hasta tanto los cuerpos de seguridad y el despecho educativo no den una respuesta oficial de lo que está pasando, indicó la directora de la institución Marisela de Morocoima quien ha estado al pendiente de las investigaciones.

Aseguró que prácticamente el primer lapso está perdido y es necesario reprogramar las actividades porque el único afectado es el estudiante. “Veo con mucha preocupación esta situación y más aún cuando sumamos en este nuevo año escolar a más de 250 nuevos estudiantes de 1207 niños y adolescentes”.

Las clases seguirán suspendidas hasta nuevo aviso. Alexis Rosendo padre y representante aseguró que el coordinador del despacho educativo no les garantizó que el ambiente estuviera acorde para recibir a sus hijos. En representación de la comunidad educativa dijo “nosotros no podemos traer a los muchachos si van a correr algún tipo de riesgo”

Rosendo indicó que no saben que pueden ocasionar los presuntos químicos dentro del organismo pero en lo personal “prefiero que pierdan el año y no la vida por ineficiencia de la zona educativa”. Aunque ya limpiaron los laboratorios y fumigaron las instalaciones, todavía siguen esperando los resultados de los cuerpos de seguridad para esclarecer lo que realmente sucedió en la institución.

Escrito por: Eucaris Morillo | Fotos: Franklin Zárraga

Siguen sin clases en el Cecilio Acosta

Los padres y representantes junto al personal educativo fijaron posición sobre la suspensión de clases de acuerdo a una sustancia tóxica que afectó a la comunidad estudiantil

Los padres y representantes junto al personal directivo y docente del Liceo Cecilio Acosta de Coro, fijaron posición de manera voluntaria sobre la suspensión de clases de acuerdo a una sustancia tóxica que afectó a más de 32 niños, niñas y adultos quienes presentaron dolor estomacal, vómitos, desmayos, deficiencia respiratoria y alergias en la piel.

La subdirectora académica del plantel, Tulia Ávila explicó que fueron suspendidas las actividades para investigar qué agente estaba causando la intoxicación y hasta la fecha permanecen sin respuesta. “La  medida fue tomada por el despacho educativo a través de Vidal Ruíz y Osnan Añez, quienes insistían diariamente durante el proceso de extracción de los químicos del laboratorio”.

Aseguró que en varias oportunidades habían gestionado a través de las instituciones gubernamentales el desecho de los químicos. Finalmente fueron sacados el martes pasado como posible causa de los hechos e inmediatamente se asume la reanudación de las actividades académicas.

La directora del plantel y el consejo técnico no han cesado de aunar esfuerzos en beneficio de la comunidad ceciliana. “Conscientes de la responsabilidad y tomando en cuenta las leyes orgánicas, solicitamos a la autoridad colectiva que se pronuncie una vez tengan los resultas y soluciones pertinentes del caso” señaló Ávila.

Más de 1.300 estudiantes han perdido aproximadamente un mes de clases del contenido programático. “Entiendo que los representantes y alumnos sienten el temor de perder el lapso pero primero está la vida, estamos esperando que los organismos competentes se manifiesten, de lo contrario seguirán suspendidas las clases” sentenció la subdirectora.

Escrito por: Eucaris Morillo | Fotos: Enmanuel Riera